eStaN tOdOs LoS Que SoN, PeRo No SoN ToDoS LoS Que eStaN

Create a Meebo Chat Room

NeW BloG

domingo, 29 de marzo de 2009

Yo, No eS uSteDeS

De mañana se celebrará la injusticia de la justicia, la vergüenza de una mujer adultera, la insensibilidad de un inconsciente, la falta de educación de una familia de dinero en los bolsillos y poder en la escoba de una serrana con ojos de gato y mirada de bruja que inculca de incultura a cerebros, impregnándoles de costumbres arcaicas, irreales, no puestas en practicas.
No exculpo la fingida ingenuidad de quien descuido a sus retoños en manos de quien ella supervisa en la sombra más cobarde y cruel.

Dar crédito al descrédito, dar veracidad o señalar es tan fácil como encontrar la victima idónea sobre la que descargar ese ansia de limpiar una imagen fruto de una vida que cada uno elegimos según nos viene y de la que yo siento decir no saber ni me importa.

Y es que si tu practicaste todas las posturas del Kamasutra antes de los veintes, preferiste estudiar debajo de según que mesas y cambiar de estado civil cuantas veces te vino en gana, fue tu elección, que no la mía, y es que tu experiencia, es tu experiencia que no la mía. Sin embargo, algo me dice, que esta vez topaste justo en el sitio donde necesitaban alguien a su altura, que es la tuya. Además la bruja renguea y aseguro que serás su mejor sustituta.

Al resto que sigan poniéndose en la foto y viviendo ese falso gran hermano en el que viven por aguantar que no es mas vida que la pena de no poder llegar por uno mismo sino a la sombra de un coloso egoísta, para nada empático. Fruto de esos genes que heredaran los que se comerán en el mas sufrido de los repartos.

La lista, será la mas torpe; la sin estudios nunca le fallará su familia; la peor vista creó una familia…

Y a los gallos del corral que sigan desgañitándose en su cantar matutino, que afilen sus espolones contra sus próximos y que dejen de sacar tanto pecho ante los demás alardeando de correrías que distan de ser reales. Que comiencen a tener un comportamiento más propio del gallo de corral que de gallina clueca.

Si algo no se perdona es la cobardía que se esconde tras un grupo que temen afrontar una única realidad, prefiriendo continuar su camino, pensando en la culpabilidad de cualquiera por injustificable que sea. Prosiguen riéndose, culpando a todas las mujeres que no juegan su juego o que lo juegan tan bien que les estalla en sus propias narices.

Tampoco soporto a esas mujeres que dicen dar a sus parejas, con las que conviven, la misma medicina que ellas sufrieron, para que saboreen el sabor acido de los celos…, entiendo que no quieras tenerme cerca. Solo fuiste una “corre-ve- y- dile”, seria yo la que debería de sentirme enojada y no tu.

No me gusta ni comparto la mentira burda y que se me utilice para descargar a vuestro antojo y a vuestra manera, que no es la mía, para salir corriendo, dejándome sola ante algo que tiene responsables con nombre y apellidos, y no me refiero a los detalles sino al punto de partida que originó esto. Es muy fácil ir a esconderse tras los bajos del pantalón de papa, pero es lógico a los pocos años no a los treinta y tantos.

Pero es absurdo pedir que los hombres sean mujeres o que las mujeres sean hombres. Aunque no vendría mal educar a tod@s a ser más humanos o empáticos.

sábado, 14 de marzo de 2009



La CiGaRRa

Espero que la ventana abra algún día, que sus postigos rústicos dejen aunque sea pasar un rayo de luz que haga sentir en su interior el calor que humanice tu alcoba.
El sol que te ilumina, la naturaleza que te sostiene, no son más real que tu soledad y silencio que te acompañan en cada segundo deseado sin saber ni escuchar el latir de los corazones que aguardan a tu lado esperando ver una luz en tu mirada.
Tu sonrisa no refleja ilusión, ni alegría. Camuflan tu desden y despotismo, tu indiferencia hacia todos los que te rodean.
Tu incapacidad de empatia silencia tu ausencia de cariño, de amor. No quieres, te antojas de objetos y personas de los que te cansas tan rápido como los obtienes.
Yo nunca seré feliz porque quiero de verdad y tu nunca lo serás porque nunca quieres de verdad