eStaN tOdOs LoS Que SoN, PeRo No SoN ToDoS LoS Que eStaN

Create a Meebo Chat Room

NeW BloG

domingo, 28 de marzo de 2010

CoRaZoNeS de AlqUileR
A tu lado te acompaña un corazón que se dejó alquilar como fruto de sus circunstancias, sus caricias y miradas, su compromiso y palabras son el resultado de una temporalidad que desean cambiar.

Su precio, son las rentas de un día a día que pasan por apostar por llevar una vida que no desean y por faltar a una honestidad de mujer e hijos que no les costaran olvidar cuando entre sus manos tengan ese talón en blanco, talón que condecederá esa absurda libertad.

Hombres que llenan sus vidas de concebidas paternidades irresponsables, disimulan lo desgraciado de su destino en oídos y costumbres de la que son cómplices amigos, amantes. Sus victimas aquella que eligen sin obligación aparente, a las que culpan de una infelicidad que podría haberse evitado diciendo: “no es lo que quiero, adiós”.

Pero la cobardía e incapacidad de estos seres hacen de sus defectos y carencias el problema de aquellas que caen inocente o de forma estudiada en un juego que ha pasado a ser el mas practicado.

sábado, 20 de marzo de 2010

SieNto fRio
Ayer volvieron a caer unas gotas, a menudo vuelven a hacerlo, pero es culpa del tiempo actual, y es que no para de hacer tan malo, no entiendo porque, no estoy acostumbrada a este tipo de tiempo, a este frío que toca los huesos de tal manera que te hiela, te congela, te hace mantenerte caminando para entrar en calor, te hace añorar aquellos días soleados, la dulce temperatura de los rayos cuando acariciaban mis manos, mi cara…

domingo, 7 de marzo de 2010

uNa hiStoRia coN meNsaJe
Cuenta una historia que en un lugar de este u otro planeta habían un padre y un hijo, el hijo tenia un carácter fuerte, agrio, en fin, imposible.

El padre le dijo al hijo: cada vez que tu carácter te pueda y no te comportes como deberías en un momento determinado sal al huerto que tenemos detrás de casa y clava una puntilla.

El hijo así lo hizo, hasta un día en que su carácter empezó a cambiar y cambió, cuando se lo hubo dicho a su padre este dijo: pues ahora cada vez que tu carácter sea correcto, como debe ser, ve al huerto y quita una de esas puntillas antes clavadas.

El hijo así lo hizo, hasta que en el huerto no quedaron mas puntilla clavadas, el niño, contento, llego a su padre para contárselo orgulloso, el padre lo copio de la mano, lo llevo al huerto y le dijo: ves, ves esos agujeros que están en el suelo, esos quedan , no desaparecen. Igualmente quedan las malas obras causas de tu mal carácter en las personas que lo sufrieron.