eStaN tOdOs LoS Que SoN, PeRo No SoN ToDoS LoS Que eStaN

Create a Meebo Chat Room

NeW BloG

miércoles, 22 de abril de 2009

eSpeCiaLiZaCióN eN la iNcuLtuRa

Cuando dejé que me dejasen en el trabajo, esto es que me echasen o prescindieran de mí (porque siempre existe un lameculos que sea menos franco de lo que soy yo)… lo hice convencida de comerme el mundo de la cultura, de la capacidad y de las posibilidades… ¡¡que ignorante!!!, ni que acabase de terminar “la ESO”…desde luego que hoy día ni los estudios tienen seriedad cuando los nombras, yo hice bachillerato y ahora se termina "eso", como si fuera "aquello", la verdad, qué más da, si servir, sirven de màs bien poco.
Bueno, en definitiva, que terminé una etapa profesional y aprovechando la tan socorrida escusa de la crisis y el bien inventado desempleo remunerado, me dispuse a abrir mis fronteras intelectuales y especializarme en, en,…”Bolonia”… más que especializarme me replanteé la vida y me dije: ¡aprovechemos los atajos que ofrece el mundo de la cultura! y como diplomado de los de antes, y viendo anuncios como el de nuestro Ministerio de Educación: “licenciado en el quinto pino”, me animé a realizar el Master del Universo.
La intención ser doctora de la nada, porque... ¿cómo se puede ser doctora sin estudiar medicina o es que los doctores no son tal?...
La cuestión es que me animé y como cualquier primer día de cole saqué punta a mis lápices de colores, compré minas para mi porta y conseguí encontrar en un cajón perdido un boli que pintara (el color daba igual, en estos años aprendí que no había que ser racista). Las clases, en la más internacional de las universidades, eso si, en el marco de una naturaleza asilvestrada con aroma a…a…¡¿a que huele aquí?!...la verdad es que dependía del día y no precisamente de las exquisiteces del arcaico comedor cuasi indígena sino de las humeantes chimeneas del polo químico de esta nuestra ciudad. La pena de esto es que no me permitiría percibir el olor a nuevo de mis libros…¡¿y mis libros?!..¡¡¿"moodler"?!!!...¡¡pues si que empezamos bien!!!. Al parecer internet donde llegó más tarde fue a mi casa porque la Uni tenía un portal: no imaginéis nada rococó o renacentista, me refiero a las típicas 3W, con el típico diseño, aunque esto se quedo sólo en un querer aparentar. Como cualquier padre, el director del Master nos supo vender a su retoño de apenas tres añitos muy bien, pero poco tardé en descubrir que cualquier parecido a la ficción era la cruda realidad.
Apenas comenzó la primera hora de la primera sesión del primer modulo caí en la cuenta de que estaba siendo absorbida por el mundo de las mil y una tardes, con esto del cambio de hora, el ahorrar, el cambio climático y bla, bla, bla, lo que era un maravilloso mundo de ilusión, lujo y alegría se convirtió en un Bodrio. Todo mi interés lo perdí no sé
en qué milésima del primer segundo de la charla del primer ponente. Y así se sucedieron cada tarde con mi concentración distraída en la más absurda nebulosa de la que bajaba ante cualquier estúpida y estudiada pregunta con la que sólo se perseguía realizar un alarde de sabiduría y experiencia que permitiera despuntar y adquirir un determinado rol a quien la formulaba, dejando de ser un grupo multidisciplinar y pasando a ser el grupo multipamplinas de cada tarde.
Y es que yo y mis viajes astrales de las cuatro de la tarde me hacían ver todo de lo más divertido a pesar de estar siempre en la última fila de la clase, ¡¡si!! en esa en la que “pa” postre no podía cruzar las piernas ni espatarrarme a mis anchas porque un tablero con muy mala intención no lo permitía, Para que digan después que el hombre es el único animal que no tropieza dos veces con la misma piedra.
¡¿Los ponentes?!, como la vida misma, unos altos o bajos, otros morenos o rubios, con o sin gafas, calvos, y con esto de la globalización: portugueses, argentinos y filipinos, ¿por qué?...¡porque rima!. Todos de no sé dónde y maestros de no sé qué, no es falta de interés o de respeto, es estar mal de lo mío, la inconciencia es lo que tiene. Yo les entendí a todos, ¡pobre gente, tantos años dedicados a…! en fin, cada uno a lo suyo, eso si, todos a costa de nuestros presupuestos, porque ¡Hacienda somos todos!, no os penséis que es un cortijo de unos cuantos como creía yo.
¡El auditorio!, teniendo encuentra que mi perspectiva era de culo (yo me sentaba al final), imaginad, totalmente distorsionada, al parecer había un director de cortos que no consiguió la simpatía del respetable (como siempre lo tradicional prima) y por ello los representantes de barrio sésamo eran los que dirigían el cotarro, un grupo de teleñecos encabezado por un ogro bien trajeado y un trío formado por la guiri borracha, la Barbie menopáusica y el troll despistado. D
esde lo más alto de la montaña bajó Heidi con su abuelitaSS. Desde los más dispares lugares, aquellos niños que apadrinamos allén de los mares, que crecieron y algunos hasta enviaron a sus madres a hacer el máster. Sin olvidar a los de holocaustos radiactivos que también quisieron enterarse de primera mano qué era eso de la radiactividad, aunque algunos solo querían saber por encontrar una justificación a su alopecia galopante. Incluso el cazador de Caperucita Roja dejó a ésta indefensa ante el lobo feroz por acercarse cada tarde a presenciar ponencias sin igual. Se llegó a rumorear que eminentes miembros de la NASA pasaban de incógnito entre nosotros. A mí, salvo algún que otro tinte estridente nada me llamó la atención desde mi lugar. Y lo cierto que famosos-famosos sólo recuerdo a la de la risa “profident” y al Kent, sin olvidar al grupo de los "verdes", siempre ataviados con ropas, mochilas y papelinas correspondientes que, por cierto, nunca hubiera imaginado que a este tipo de grupo gustase de participar activamente de “realitis” como Gran Hermano, a no ser que la palabra “activistas” provenga de ahí.
Lo cierto es que cada tarde pasaba sin pena ni gloria y aunque después de cada examen se realizaban Fogofiestas, puedo declarar y declaro que no asistí a ninguna por miedo, entre otras cosas, a que me prendieran fuego. Siempre fui muy tímida para esto de las exhibiciones en público.
Desde un lugar tan poco privilegiado como el mío, he de decir que sólo consiguió sacarme una sonrisa aquélla que un día dijo: “¡¿…y esto qué é?¿un pé…?!". Pues sí un pe-do muy grande y creo que no se refería a los de la fiesta.
Menos mal que prometió el Dire que cada tarde al final nos pasaría “de gratis” un té, pero debió de decir test y yo entenderle mal. Me da igual, por lo menos me podría explayar…¡¿pero donde?!, no había ni un hueco donde cupiese un taco por cortito que éste fuera.

sábado, 11 de abril de 2009

uNa MuJeR PeRFecTa



Nunca se sabe y casi nunca se acierta, pero yo me atrevo a gritarte a la cara y mirándote a esos ojos, esos que no son capaces sino de trasmitir mentiras, que yo fui para ti, te, contigo lo que cualquiera llamarían y gustarían compartir en sus vidas: UNA MUJER PERFECTA.
Una mujer responsable de su casa y de sus actos, que gustaba conversar lo justo porque lo a gusto de saberse bien acompañada no necesita mas palabras que aquellas que se hacen necesarias para continuar un camino juntos hacia el mismo destino, desconocido a ratos, improvisados en otros, emocionante…
Fui aquella mujer que cargaba mi vida de sacos y cajas repletas de las más emotivas y atrevidas sorpresas, cada tarde, cada día, cada hora podían convertirse en una fiesta llena de color y regalos.
Sabias que cualquier responsabilidad podía ser compartida y comprendida, que todo era permitido a pesar de no ser justo lo que yo podía desear, porque tu sonrisa era la mejor prueba para mi de que era lo mejor.
Tu podías soñar despierto y gritar en voz alta porque nunca se te reprocho nada de lo que pudiese cualquier madre reprochar a un sueño infantil ya entrado en años. Eras tu porque yo permitía que lo fueras, te permitía volar, tan y tan alto como tu imaginación te dejaba…yo siempre esperaba impaciente a que bajases, siempre te aguardaba tu ausencia cargada de ilusión por volver a ver unos ojos que tal vez me contarían una hazaña emocionante propia del mas tierno Peter Pan.
Fui la compañera fiel en todas tus rutas y actividades, aquellas en las que si querías que te acompañase, fui el comodín de ausencias y la pieza clave en trabajos que nunca hubieran salido sin mi ayuda, siempre tu aliada y admiradora.
Y es que nunca te grite o pedí que fueras diferente a como eras, te aceptaba y no me quejaba de nada de lo que el corazón pudiese interpretar, aunque fueran esas señales unas insignificantes migajas, para mi eran suficientes, nunca creí que nada de lo que resultaba de tus actos fuera conscientemente dañinos o cuanto menos intencionados, mal intencionados.
Yo fui esa mujer perfecta que aguarda y aguarda, me colocaste como flor de primavera en un bello jarrón y se te olvido lo más importante, regarme y mirarme mientras susurrabas para que tu aire me alimentase y me ayudase a continuar respirando.
Permitiste que me marchitase y no te sentiste culpable ni por esto ni por nada y lo peor no te paraste a pensar que todo lo que tenías era gracias a mí luz que iluminaba tu camino, un camino cargado de inconsciencia, desjaste que me apagase poco a poco.


jueves, 2 de abril de 2009

LoS CoBaRdeS qUe No VeN

SaLvo Lo Que Sus LeNteS LeS PeRmiTeN


Son parecido a lo que las mujeres llaman hombres en esos film, en esas historias que nos embelesan aquellos príncipes que trepan torres por ver su amor reflejado en los ojos de su amada, o el baquero capaz de retar al mas fiero de los foragidos por honor, o el mas audaz de los galanes que galopan un desierto entero por encontrarse con la mujer de su vida. Y es que toda similitud con la realidad es pura ficción.

Ahora se esconden tras la apariencia varonil que deja de serlo cuando le salen chiribitas de los ojos al ver a su mejor amigo o cuando sus cremas y detalles a la hora de vestir requieren de horas mas que de aquellas que siempre fueran las mejor escusa para decir de las mujeres.

Pero lo peor de estos que dicen llamarse hombres
de hoy es que gustan cotillear mas entre hombres y llorar a las mujeres, les gustan ser victimas de sus amadas que por lo que cuentan parece que sean mas las brujas malvadas que los secuestraron tras obligarles pasar una largo calvario que culminó, tras ser violados, por firmar el papel que les impedirá de por vida ser libres.

Pero es que ninguna es la mujer perfecta, o mejor dicho, todas
menos la que eligen libremente es la mujer ideal. Todas merecen ser escuchadas; con cualquiera compartir su discurso mas sereno, atento y comprensivo es tarea fácil y no les traumatiza como lo es la necesidad de conversar lo que la lógica obliga para comunicarte con quien compartes casa, dinero...

... y se hizo la noche y ese que berrea entre amigos cual "benao" en celo deja de ser un animal para convertirse en un corderito "degoyao" ...

Y es que además de la casa se comparte el catre pero se deja de convivir para empezar a ser obligados a vivir, angustioso, ¿verdad?. Sin embargo, no dejo de preguntarme de quien será realmente el problema, de quien de los dos y de quien de los tres, y de quien de los cuatro... y es que sin saberse como ni cuando tu relación se convierte en un juego donde tu serás la ultima en saber ya no solo quienes participan, sino lo mas triste, cuales son las reglas.

Se empieza a tener actitudes esquizofrénicas, y adquieres tantas personalidades diferentes como grupos en los que te mueves o te ves obligada a moverte. Sonríes cuando quieres llorar, te enfadas con quien deseas que te escuche, enmudeces cuando lo que te apetece es gritar a los cuatro vientos, pero igual que nunca llueve a gusto de todos, parece que tampoco sople nunca el viento apropiado que haga llegar tu desesperanza a los oídos apropiados.

Cada día te levantas
en un campo de batallas en los que existen bandos, los lazos familiares resultan justificables, los que no resultan tantos son los de aquellos tránsfugas que van posesionándose incomprensiblemente, ¡¿que hacer?!, la calidad humana, no solo ve las cosas según el color del cristal con que lo mire, a veces, además tienen precio.

En la inmensa mayoría de los casos tu vida no depende de lo que tu decidas, no depende de los medios de los cuales dispones, no depende de una comunicación entre dos seres adultos, mas haya siempre esta la parte desconocida
o real de todos y cada uno de nosotros que hacen de una vida de dos una vida de tres, de cuatro, de una familia, de unos amigos, de un motivo de cotilleo, de una no vida en común, de una no realidad que termina siendo una monotonía sociabilizada mas que puede vestir tanto como el bar de tapitas de moda.

Y yo, yo quiero una vida propia, yo quiero saber lo bueno y lo malo mío de boca de quien yo decido que sea mi superhombre de mi historia particular. Y es que yo quiero escribir mi historia con esa persona, con quien tendremos, ambos, el derecho y el deber de enfadarnos, reírnos, hablarnos, guardarnos silencio, amor, rencor, dolor, alegrías, celos…y yo, siempre yo, seré la primera en saber cual es el camino que lleva esa que es nuestra vida.